Los Termógrafos se emplean prácticamente en cualquier entorno imaginable


La CADENA DE FRÍO - ¿Trabaja usted en la cadena de frío?


Hoy en día los productos frescos proceden de cualquier lugar del mundo; ejemplo de ello pueden ser flores cortadas originarias de Colombia o gambas de Tailandia. Por este motivo, la supervisión íntegra de la cadena de frío ha de reunir requisitos cada vez más exigentes a fin de ofrecer soluciones efectivas que satisfagan las demandas del comprador al por mayor u optimicen el margen de beneficios de todos los implicados.

 

Entre los desafíos que exigen soluciones críticas para la industria alimentaria figuran el cumplimiento exacto de los plazos de entrega, la organización del abastecimiento, la reducción de mercancía defectuosa y la transparencia durante el almacenamiento.

 

¿En qué medida contribuyen los fabricantes o proveedores?

¿Qué expectativas han de cumplir las empresas de logística y/o transporte?

Respecto a la supervisión íntegra de la cadena de frío, el control de la temperatura tiene, obviamente, una importancia clave. Se requieren métodos económicos, precisos, fiables y de fácil manejo para poder demostrar que los productos han sido almacenados y transportados con la temperatura correcta.

 

Los termógrafos ofrecen capacidad más que suficiente para mantener la temperatura y el tiempo real incluso con amplios plazos de entrega.

 

La disposición especial del sensor de temperatura permite que los registros de datos reaccionen incluso ante la mínima variación de temperatura y la función de alarma integrada avisa directamente al recibir la mercancía.

 

En menos de 5 segundos se puede leer al completo la memoria de datos de medición para obtener una evaluación más detallada.

 

Agricultura


Es evidente que el primer eslabón de la cadena de frío lo constituyen las explotaciones agrarias y agrícolas.

 

En los últimos años estos sectores se han caracterizado por un notable progreso, motivado especialmente por la aceleración del proceso de cosechado y un almacenamiento más eficiente.

 

Actualmente los sistemas de refrigeración de agua y los silos de refrigeración alcanzan temperaturas constantes, evitando pues que los productos sufran las oscilaciones de temperatura típicas hasta ahora durante la recogida en el almacén.

 

Además, los termógrafos o registradores ofrecen a los proveedores y a los clientes un método económico y efectivo para validar las temperaturas durante el proceso y el almacenamiento.

 

Productos farmacéuticos


Debido a la creciente propagación mundial de enfermedades virales, la rápida y directa distribución de las vacunas cobra una especial importancia. Muchas de estas vacunas son sensibles a las temperaturas y pueden perder efectividad si, durante el transporte y el almacenamiento, están expuestas a fuertes oscilaciones de temperatura al margen de los valores límite predeterminados.

 

La pérdida de efectividad de la vacuna, provocada por el calor o el frío, ya no puede ser compensada mediante el correcto almacenamiento posterior. A ello se añade que en la mayoría de los casos el aspecto exterior de la vacuna no suele sufrir modificaciones.

 

¿Cómo puede entonces el destinatario de la vacuna garantizar la efectividad?

Los termógrafos tienen la respuesta. Si se incluye un registrador de datos compacto en el embalaje junto con la vacuna, el destinatario podrá consultar el desarrollo de medición completo con fecha y hora y asegurarse de que la vacuna no ha perdido efectividad.

 

El tamaño y el peso del registrador contribuyen a garantizar el máximo espacio posible en los depósitos de transporte.

 

Los límites de la alarma se pueden adaptar fácilmente a los distintos tipos de vacuna y el registrador mostrará mediante un LED rojo cuando se han excedido o no se han alcanzado estos límites.

 

Esto es especialmente importante cuando las vacunas se envían a zonas del tercer mundo donde no es posible el acceso a ordenadores y no se dispone inmediatamente de un protocolo de medición.

 

Medicina

 

Desde hace tiempo, los hospitales y clínicas de Europa y EE UU son conscientes de que el registro de temperatura durante el transporte y el almacenamiento de la sangre, el plasma y los órganos donados es imprescindible.

 

Manejo sencillo. Con ayuda del software, se pueden configurar los registradores de forma rápida y sencilla; entre otras cosas se pueden establecer el intervalo de medición y los límites de alarma. Los termógrafos reutilizables, pueden guardar por separado los datos de cada transporte.

 

Consulta instantánea de los datos durante la recepción. Los termógrafos pueden informar al usuario de dos formas posibles acerca de los datos registrados. Por un lado, el LED rojo parpadeará cuando (en los modelos de LogTag), durante el proceso de medición, los valores excedan las condiciones predeterminadas.

 

Por otra parte, los valores de medición registrados se pueden consultar en cuestión de segundos en un ordenador, por lo cual podrá disponer de un protocolo de medición prácticamente en el mismo momento.

Diseño estilizado. La carcasa con un tamaño similar a una tarjeta es idónea para guardarla entre las bolsas de sangre.

Económico. Los dispositivos ofrecidos en Templyzer, son la mejor relación calidad-precio del mercado.

 

Instalación de sistemas de calefacción y ventilación

 

Los registradores de temperatura y temperatura/humedad son la ayuda ideal para el registro y la búsqueda de errores en la instalación de sistemas de calefacción y ventilación.

 

Varios registradores resultan más económicos que un sólo registrador convencional de varios canales y pueden ser configurados en una fracción de segundo.

 

El sensor exterior permite tiempos de reacción rápidos y los valores de medición se pueden confeccionar en cuestión de segundos en un protocolo de medición y organizarlos como si procedieran de un solo instrumento.

Carrito  

No hay productos

Envio 0,00 €
Total 0,00 €

Comprar

Transporte gratis por compras superiores a 300
Pago Seguro
Transporte gratis por compras superiores a 300
Transporte gratis por compras superiores a 300